Bonsái del Cedro del Líbano (Cedrus Libani)

Cedro del Libano

El Cedro del Líbano es un árbol que puede alanzar los 30 metros de altura. Sus ramas cuelgan hacia bajo de una forma muy característica y elegante, y generan unos troncos muy gruesos. Su hábitat preferido se encuentra en altitudes de entre los 1300 y 1800 metros sobre el nivel del mar.

Guía para el cuidado del bonsái de Cedro del Líbano

¿Cómo debo regarlo?

No tolera el exceso de humedad. En cuanto a riego recomendamos aplicar riegos moderados dejando secar la primera capa del sustrato y evitando el encharcamiento.

¿Debo dejarlo a pleno sol?

Por lo general lo mantendremos bajo el sol directo todo el año, exceptuando los meses más calurosos si en nuestra zona el sol pega muy fuerte. De ser así recomendaremos ponerlo bajo una malla de sombreo del 50% o en un sitio con semisombra.

¿Debo preocuparme de ponerlo a resguardo durante el invierno?

Si las temperaturas bajan bajo los 0 °C recomendamos poner el árbol a cubierto en un invernadero o dentro de casa en una habitación fría pero con mucha luz.

¿Cada cuando tengo que abonar?

Abonaremos durante los periodos de crecimiento en la brotación primaveral y otoñal. Preferiblemente usaremos abono orgánico de liberación lenta.

¿Cuándo y cómo se debe podar?

Junto con el trasplante a finales de invierno, en ese momento será el mejor para cortar las ramas más gruesas.

¿Cuándo y cómo hay que alambrar?

Sería lo ideal evitar alambrarlos, ya que la corteza no es muy dura. Mejor si podemos usar tensores o pesos. Pero si de todas formas decidimos alambrar mejor hacerlo con alambre de aluminio que es más flexible y tarda más en clavarse.

¿Cuándo tengo que trasplantar y con que frecuencia?

Deberemos alargar los trasplantes todo lo que podamos, ya que no los aguantan muy bien.

Dos factores clave que nos marcaran si necesitamos un trasplantes son:

  • El sustrato no drena correctamente y se empieza a encharcar.
  • Las raíces están empujando el sustrato fuera de la maceta, con lo cual ya no caben en ella.

Si alguno de los dos puntos anteriores está sucediendo en el próximo invierno haremos el trasplantes justo antes de la brotación primaveral.

Si queremos ir a lo seguro podemos mantener gran parte del antiguo sustrato, de esta forma no alteraremos la colonia de micorrizas. Pero nos puede pasar que este sustrato esté ya muy compacto y queramos cambiarlo, en tal caso podremos mezclar parte del sustrato viejo con el nuevo para mantener parte de la colonia de micorrizas.

¿Qué sustrato o tierra debo usar?

Deberemos buscar sustratos que drenen especialmente bien, por ejemplo una mezcla del 50% de akadama con el 50% de kiryuzuna, o del 70% de humus de lombriz o turba con el 30% de pomice o grava.

¿Cómo puedo propagarlo?

No enraízan muy bien por esqueje o por acodo. La apuesta más segura será usando semillas, producen una gran cantidad de ellas.

Fotos e imágenes de bonsáis de Cedrus Libani

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.